31º Número de la revista literaria Nevando en la Guinea

NELG Jackson Five

31º NÚMERO DE LA REVISTA LITERARIA.pdf

31º NÚMERO DE LA REVISTA LITERARIA

DIGITAL MENSUAL

NEVANDO EN LA GUINEA

NºLXXV desde inicios/02-01-2013

 

EDITORIAL LXXV

Sobre tiempos circulares y fines del mundo

         Superado una vez más sin pena ni gloria el recurrente vaticinio de un final del mundo –qué razón tenía Chesterton de que cuando se dejaba de creer en Dios se creía en cualquier cosa-, atravesamos un nuevo final del año y nos enfrentamos a otro año que, visto lo visto, no parece que nos vaya a deparar muy buenas noticias en lo económico. La crisis ha coincidido con ese final del calendario maya que no ha creado, por suerte, grandes histerismos, aunque se habla de una nueva etapa de la humanidad, algo que parece más un deseo que una realidad.

Nosotros desearíamos que el año que ahora empieza nos ofreciera un cambio de rumbo en lo cultural, una nueva etapa de verdad ajena a los abusivos exhibicionismos a los que hemos asistido, en ocasiones con intensísima vergüenza ajena, y que la crisis, si algo bueno aporta es justo eso, ha detenido por completo. Hablamos de un modelo cultural que se ha dejado llevar por lo faraónico, como esos grandes museos construidos para gloria propia de gestores enaltecidos y enaltecedores de su propio ego, sin importar mucho el contenido.

No nos cansaremos de repetirlo: creemos en la cultura próxima, la que se hila con nuestra vida cotidiana y nos acompaña día a  día, la que nos permite entender lo que nos rodea y nos brinda también momentos de diversión o de goce. Creemos en un arte ajeno a los museos –templos mortuorios de toda obra- y que embellece cualquier rincón, incluso el más árido. El arte debe salir de los museos y habitar entre nosotros. Buscamos una prosa y una poesía chispeantes, que nos permita vivir muchas vidas y también crecer con otros mundos. No por ello rechazamos lo conocido, somos enanos a hombros de gigantes y no pretendemos mucho más, sólo poder ver un poco mejor el paisaje.

Las crisis tienen que ver con el cambio y superarlas nos hace más fuertes. Claro que nos empieza a asfixiar un enorme fatalismo que puede matar la creatividad que podríamos desarrollar. El miedo puede conducirnos a normalizarnos y nada más lejos de la libertad que lo normal. Esto lo pudimos aprender en el 2011 con ese movimiento que se desarrolló en el mundo árabe, que continuó en España con el 15M y siguió en los Estados Unidos con el movimiento que procuraba ocupar las calles. El mundo del arte y de las letras ha de saber aprovechar toda esta marea de rebeldía y pretender también darle la vuelta a las cosas.

No sabemos si este año que se inicia ahora traerá algo de todo esto. Nada está escrito. O quizá sí, no seremos nosotros quienes deshojemos la margarita del sentido de la vida. Esperemos en todo caso que lo que leamos nos sea propicio.

**************************************************

*************************************

*************************

BREVE RUMOROLOGÍA SOBRE LA NAVIDAD

Por Cecilio Olivero Muñoz

 

CANCIÓN PARA NAVIDAD

(2012-2013)

Esta Navidad será distinta,

será sin frío y sin calentura,

aunque el futuro muy mal pinta,

arderé en la tinta de esta lisura

con muy baja temperatura,

viene el rollo enrollado en su cinta,

viene Juan Lanas sin dentadura,

viene un caracol babeando sin prisa,

babea de rabia la mordedura.

Una generación que transita

en el caminar andando,

una juventud que rechista

ante plutócratas del mercado,

el futuro del mañana despista

entre satélites y parásitos,

pasar el mes es de malabarista

y alquimista se es para cruzar un año,

arriba los arribistas,

abajo los circuncidados,

a un lado los fatalistas,

y al otro los eurodiputados,

nos quitan buey y mula

en este belén mal montado,

pues vienen de tierra andaluza

la Cruzcampo y los Reyes Magos,

dicen que crisis hay mucha,

la prima de riesgo hace estragos,

el pobre paga dos veces multa,

paga intereses y lo prestado,

yo soy pobre dos veces,

dos y dos son cuatro,

cuatro paredes mereces

por no pedir y por insensato,

si bebes trago tanto lo padeces

en estos tiempos de mambo,

malos tiempos para el mambo,

y para la sequía de siempre.

Malos tiempos que yo acato

por no montar el pesebre,

malos tiempos para el gato

se llame o no se llame Pérez.

***

MONÓLOGO PARA NAVIDAD

(2012-2013)

El mundo desde antaño viene siendo una mentira.

Vamos, una mentira que solamente la creen

los sanos de espíritu, los niños, y los inocentes.

Los envidio, los envidio veteranamente.

Por que el mundo es mentira

desde que el hombre comenzó a pensar.

Es como la ilusión de creer en Santa Claus,

o en los Reyes Magos.

Muchos sabemos que es una burda mentira,

una mentira descarada,

pero solamente lo sabemos algunos,

no todos,

los que no lo saben tienen la ilusión alegre

de creer tan a flor de piel en la Navidad

que romper el cristal les traumatizaría,

el escenario es diabólicamente inocente,

parece un tramo oculto de sombras perversas,

pero mentimos con un niño de la mano

para sentir en espejos de memoria la ilusión feble.

Ilusión feble que se va doblando como un junco.

Se recobra la esperanza dando un suspiro

y se sigue hacia delante por ellos.

Por los sanos de espíritu, los niños y los inocentes.

¡Que nadie se atreva a decir la verdad!

Para que sigan creyendo lo bueno que es

las luces de Navidad, Santa Claus, los Reyes Magos,

el portal de Belén, el turrón duro, y el panetone,

el jodido panetone, me remueve las entrañas.

Ya rendidos, se agrisan los colores.

Las luces se hacen oropel que brilla estéril,

los villancicos recobran un aire absurdo.

Pero con un niño de la mano

paseamos testarudos por este mundo cruel

haciendo el consuelo de muchos mal de tontos,

lo jodido es lo contrario: -Sí hombre,

mal de pocos, consuelo de nadies.

Al niño que llevamos dentro yo lo mataría

unas trescientas veces por minuto,

el bendito niño bueno que llevamos dentro.

Y no lo queremos soltar por más que sepamos

que todo es una triste realidad.

Por que, tal vez, ese niño sea un niño en país rico

y nos dolería mucho, quizá hasta la depresión,

creer que la ilusión se esfuma con los años.

Pero por ahora es el niño que me queda

y al único que conozco en profundidad.

Llegar a la vejez e ir perdiendo la ilusión

me llevan a recordar un proverbio guineano:

Los cuentos más reales son contados por ancianos.

***

SIENTO

 

Siento pena por todos los niños de este mundo,

me da pena la pérdida de su frágil sueño de pétalo,

siento pena por esos niños de ochenta y tres años

que perdieron su sueño a base de perder,

siento pena por mí que fui niño que perdió

un paraíso de agua cristalina y arena blanca,

siento pena por mi madre de sesenta años,

que todavía es niña y tiene que renunciar a serlo.

**************************************************

*************************************

*************************

La primavera del cancionero

La necesidad de recogimiento no impedía que sintiéramos bullir de pronto toda la vehemencia de la primavera y que poco a poco nos fuera dominando con extraordinaria intensidad, ya de camino a la iglesia de Santa Clara, en aquel día en que forzoso era meditar sobre el sacrificio de Nuestro Señor que dio su vida por nosotros, inmerecidos destinatarios de su amor. El sol salió tras la llovizna al permitir las nubes con su retirada que sus rayos llegaran hasta nosotros, mientras avanzábamos hacia el mentado templo por calles estrechas, frías y un tanto solitarias de un Aviñón devenido cenagoso foco de tormentosas polémicas. Faltaba poco para que se iniciara el lento atardecer previo a la anochecida. Brotaron lóbregos matices en los grises nebulosos, en los pedregosos marrones de los edificios, en los verdosos tonos de yerbas y hojas que surgían con sedicioso arrebato, en el apagado azul de un cielo que pronto, aunque con lacónica lentitud, devendría noche, obscuridad esta que sin embargo no apagaba la inundación de los colores por medio del recuerdo insuflado a través de los ojos y las miradas. Los florentinos, así llamábamos a los dos hermanos que nos acompañaban ese Viernes Santo y que compartieron tantos juegos infantiles y tantos apasionados y juveniles diálogos, encauzaron a tiempo nuestro deseo de belleza y afirmaron apenas en murmullos que aquel estallido de la primavera presagiaba la resurrección y por tanto la salvación de la humanidad.

No pudimos menos que sorprendernos de la repentina espiritualidad de ambos. Se habían dejado llevar hasta bien pocos meses atrás por una vida acomodada, fácil y un tanto superflua, aun cuando conocíamos en ambos, en Francesco y en Gherardo, una vastísima cultura fruto de una formación cuidada y puntillosa. Sabíamos de su dominio de las palabras, de su capacidad de hilar éstas hasta conseguir un manto prodigioso de sonidos y conceptos, a pesar de lo cual parecían alejados de la sencillez reclamada por musas e inspiraciones, atraídos por el boato de una vida de oropel. Nada es lo que parece, era lo que de pronto reclamaban a gritos los dos hermanos, no sin justa razón, no juzguéis no sólo para no ser juzgados, mas sobre todo para no errar en la opinión de cada uno y de los otros.

Huelga decir que yo no podía menos que envidiarles, a pesar de mis esfuerzos por alejar insanos sentimientos de mi corazón. Consciente de la sinceridad de su amistad, mi vida se urdía de un modo bien distinta a las suyas, yo jamás disfrutaría, estaba convencido de ello, de las comodidades materiales ni tendría ni tiempo ni acceso a una cultura que, sin embargo, ansiaba, ni podría gozar del bien de la belleza ni del don de la seducción que ambos hermanos, mal que bien, poseían sin apenas esfuerzo. Procuraba huir de odiosas aflicciones y luchaba por que no me dominara la peor de las envidias. Lo lograba a veces, quisiera afirmar que con frecuencia, aunque no sé si mentiría al dejar aquí constancia de tal éxito.

Entramos en la Iglesia de Santa Clara imbuidos de esa explosión de sentimientos producto de una naturaleza desatada y que en mi fuero interno no pude menos que calificar de impía y peligrosa. La penumbra del templo y el recato de los presentes nos devolvieron en parte la sobriedad necesaria. Nos salvaron sin duda, tuve para mí, del pecaminoso alejamiento espiritual del Cordero sacrificado para perdón de los pecados. Compungido por completo ante el dolor del Salvador, ¿cómo podía haberme dejado llevar por la irritante envidia que me empujaba al desprecio, no al desprecio hacia ellos, hacia los dos hermanos, mis amigos aun cuando nos separaran invisibles muros interpuestos por el mundo y que ellos fueron los primeros en rechazar, sino al doliente desprecio por una vida que no deseaba pero de la que, empero, no podía despojarme? Yo era, lo sabía, mi peor enemigo, dominado por la doble incapacidad de someter mi vida al orden o de rebelarme antes los infortunios y así superar los obstáculos colocados en mi camino a modo de prueba.

Las lágrimas no derramadas añadieron mayor penumbra si cabe, a pesar de lo cual no pude evitar distinguirla entre los presentes. Ahí estaba ella, la reconocí de inmediato, pese a su ropa negra y a su rostro cubierto por un velo, apenas destellada por la luz de las velas. La conocía pese a nunca haber hablado con ella. La recordaba por las noches, aun cuando los rasgos de su rostro se diluían en mi memoria. Las lecturas solitarias y nocturnas o las coplas y rimas de los juglares, rememoradas de repente pese a mi dolor y a mi intento de recogimiento, reverdecían los detalles de su cuerpo. Luché contra esa insana atracción porque me supe no merecedor del más mínimo aprecio de aquella dama, inspiradora sin duda de más altas metas. Abandonado de toda aspiración, seguía empero atraído por su figura enhiesta y sublime, encumbrada de beldad y magnificencia. No puedes sentir lo que sientes, me había repetido más de una vez, cuando me cruzaba con la propia dama por calles y plazas, por travesías y sendas, me lo repetía sintiéndome inmundo, derrotado sin haber iniciado la batalla, y me lo volví a repetir aquella tarde.

Descubrí con horror que Francesco el florentino observaba a la dama no sin disimulo, como si en medio de aquella iglesia, en medio de todas aquellas gentes que, contritas, oraban, pedían perdón y se dolían por la más injusta de las muertes, en medio de un mundo que se afligía ante el mal de la carne, de la enfermedad, del odio y la angustia, en medio de las tinieblas que nos envolvían, ella, la dama por cuyo olvido yo bregaba, la dama que no merecía ser blanco de mi mirada, lucía a través de los ojos del florentino como un sol y alumbraba las penumbras del mundo y de las almas. No pude menos que sentirme celoso. No pude menos que sentirme profundamente dolorido, la herida se abría por dentro todavía más, supe sin necesidad de meditarlo que nada iba a conseguir, ni siquiera sería capaz de dirigir las palabras más hermosas, renunciaba antes de emprender el camino a alcanzar el destino que una y mil veces hubiera deseado merecer.

Ambos mirábamos a la dama: Francesco Petrarca con los ojos del poeta que sería; en cambio yo con la mirada de quien se sabe de antemano derrotado. Fue entonces y sólo entonces que ella, la dama, la amada Laura, desvió su rostro hacia nosotros, nos miró tal vez sin vernos, después intensificó su mirada en nuestra dirección, sus ojos si cabe se iluminaron como estrellas y sonrió como sólo los nunca contemplados ángeles pudieran ser capaces de sonreír. Nunca sabremos ciertamente si la sonrisa estaba dirigida al poeta, a mí, o a la nada más absoluta.

 

Juan A. Herrero Díez

****************************************************

*************************************

*************************

EL POEMA DEL AÑO

Por Pablo Goldenberg Perelman

Un año nunca es julero…

Un año nunca es julero

ni tampoco tan pulento

como con los vinachos asevero

que no hay vinos ni esperpentos

solo vinos más mejores

de curaderas más lentos!

Con los años pasa lo mismo

que se vaiga éste con sus andanzas

y que se venga el próximo con desafíos

no pa parar las chalas

pues eso ya no es lo mío!

Ni menos pa apotingarse

mirando pal lao como si na

y que si quieren quedarse

sepan

que todo logro depende

del tamaño de la verdá!

Los inventos calendáricos

fueron para ordenar las cosas

como los apellidos tan siúticos

de tan poca imaginación

que pa nombrar los elementos

dependen siempre del patrón!

Y pa hacer el quite al laberinto

prefiero tener el propio

y también tomarme un tinto

que en año nuevo o año viejo

de lo mío yo me acopio

pues no pienso poner en orden

lo que dios hizo en desorden!

Sigo siendo un Verdejo

los digo sin un desdén

que al final todos los años

me despido de una querida

en el borde de un andén!

Y si de amigos se trata

los abrazos de hoy y mañana

serán siempre los mismos

sin trampas ni menos mañas

con tristezas y alegrías

como el pan nuestro e cada día!

Bueno aquí mesmo me apeo

sin seguir la perorata

no quiero darles más lata!

(Pablo Goldenberg Perelman)

*****************************************************

************************************

*********************

SEÑORAS Y SEÑORES, CON NOSOTROS

EL GRAN SONETISTA: RODOLFO LEIRO

 

NOCHE

 

Con Esther González Sánchez

El murmurio y su noche sugería,
a mis plenas pupilas andariegas,

un sembrado de trigo entre fanegas
que mi propio silencio repetía,

y era de oro calzada estantería,
bastión de un dorado haciendo entregas,

igual que en el oscuro, un grito a ciegas
de tránsito en vivaz mensajería.

La lengua de las horas recorría

los binomios del sol y de la espiga,

requeridos en gárgolas entregas;

Fue un dopaje de luz en romería
que entre estambres de gozo y maestría,

subastaba la umbría en mis bodegas.

Rodolfo Leiro.

***

 

EL PIBE

Estoy esperando en la esquina

el pibe que …que una vez fui – BORIS GOLD

En un tren de arlequín imaginario

se diluyó mi efigie de purrete

o en el espacio azul del barrilete

trepando en otro añil itinerario;

hoy lo indago desde el púlpito nectario

de una vejez que encierra un cubilete,

donde brincan euforias de pebete

con un tejo de lato silabario.

La nostalgia me acerca su incensario,

la rayuela del tímpano primario

que contiene mi vida en un sainete.

Y al recoger el lapso lapidario

me veo en el pasado cinerario,

urdiendo de las glebas mi juguete.

Construido a las 14,29 del

23 de diciembre de 2012, para mi libro

“Renglones desprolijos”

Rodolfo Leiro.

*****************************************************

*************************************

************************

NADIE

Nadie pide venir, a pocos llaman, a esta farsa de Vida y de suspiros
nadie decide ser ceniza o llama , héroe , farsante , flor o espinos
Ya que estamos aqui,muro o montaña, ya que entre células venimos
que somos venas y piel y nadie, nadie, adelantó jamás nuestro destino….

Es mejor no pensar en las mañanas,el porqué de la lágrima , el suspiro
tormenta que se instala en madrugadas,sin calor, ni respuesta , ni caminos
y que nadie es testigo y acompaña, mejor es “adecuar tu paso y tus latidos”
y seguir como araña entre las nubes, tejiendo hasta ese sol tibio y vacío…

Las tormentas de aromas y campanas, los caminos de vides y de olivos
son el aroma azul que te acompaña, son la esencia vital de los vencidos
Y si a alguien acompaña mi palabra , y si a alguien arrullo entre gemidos
mi presencia justifica la charada de juntar…: Paz, Amores y Sentidos….

Elsa Solís Molina

 

(poesia de Naló) inspirada en un soneto enviado por Rodolfo LEIRO.

 

¡Nadie!

Nadie como tú para firmar esta glosa impresionante!

Yo te beso la mano de tu acierto

Rodolfo Leiro

***************************************************

**********************************

**********************

“SEÑORA TRISTEZA… DE MI MAYOR CONSIDERACIÓN”

 

 

En un penumbroso rincón del viejo bar, un poeta escribe sus versos, no hacen falta leerlos, dan la impresión que brotaran de sus ojos, ellos parecieran estar diciendo que la musa inspiradora de esas letras, es ese gran amor que se convirtió en pasado.

 

Un rayito de luz ilumina el raído mantel que alguna vez orgullosamente fue cursi, en el centro de la mesa y dentro de un pequeño florero, se ve una rosa ya mustia que colgando y desvanecida, pareciera quererse escapar de ese cubículo, tal vez decidió suicidarse solidarizándose, con los pesares del pobre soñador, él llegó a la conclusión que la tristeza de esos pétalos, volaron al cielo de las flores… pensando en un ballet de mariposas.

 

En un momento en que la inspiración se hacía rogar, entrecerró los ojos y se convirtió en una cometa, que en un feliz paseo lo llevaba a todos esos lugares, en que junto a ella, habían fabricado algo único… UNA HISTORIA.

 

Cuando está a la altura de ese parque, oye una voz que le susurra a esa mujer, que parada a su lado lo mira embelesada y escucha con toda claridad que el joven le dice:  mi deseo más ferviente sería… DESPERTARME Y VER QUE ESTÁS JUNTO A MI.

 

Sintió un estremecimiento en todo su cuerpo, al darse cuenta que la voz que escuchaba… ERA LA DE ÉL. Lo invadió el miedo y una infinita tristeza, cuando se fueron clarificando todos los acontecimientos, notó que peligrosamente se estaban cumpliendo las cosas que siempre temió, ver llegar el día en que LAS QUIMERAS… SE APODERARAN DE SUS SUEÑOS.

 

¿Acaso la máquina de los deseos que llevamos muy dentro nuestro,  no se alimentan primordialmente con las ilusiones dadas, por nuestra íntima voluntad de deseo?.

 

Que reinen por siempre los recuerdos que supimos conservar, apañemos y defendamos eso que nos ayuda a mantenernos vivos… EL PASO DEL TIEMPO, YA SE ENCARGARÁ DE CONVERTIRLO EN CENIZAS.

 

Autor: Boris Gold

Buenos Aires – Argentina

*************************************************

***********************************

**********************

“CONFESIÓN”

Las páginas mustias

de mi viejo libro,

que son cual ventanas

donde puedo ver,

pedazos de vida

mechados de sueños,

y mil esperanzas

que he visto…caer.

A veces en una

de tantas historias,

hechas con vivencias

en mi deambular,

me encuentro de lleno

tropiezo con ella,

y en mi desespero

me pongo…a llorar.

También he guardado

entre esas hojas,

momentos de dichas

que supe tener,

envuelto en los pliegues

de mis utopías,

no había imposibles

y el mundo…al revés.

 

En letras sentidas

leo que allá lejos,

hubo días duros

de lucha sin fin,

en que no era fácil

mantener principios,

en un medio donde

primaba…lo ruin.

Pero era un joven

que gastaba amores,

siempre acompañado

de mi amiga, la ilusión,

íbamos en busca

de antiguas quimeras,

en un vuelo poeta

rumbo…a la emoción.

Y así voy cerrando

esta historia mía,

dándole las gracias

a lo que viví,

al buzón amigo

le dejo una carta,

para un gran cariño

que nunca…más vi.

Boris Gold

 

***

 

UN MILAGRO EN NAVIDAD

Boris Gold

 

                                        A pesar que alguien

ya lo dijo antes,

que los viejos tiempos

no han de volver,

estoy muy seguro

que existen milagros,

son los que alimentan

a mi buen…creer.

Yo me veo andando

en la ciudad soñada,

donde cada uno

tiene su verdad,

pues el ser Judío

Musulmán o Cristiano,

no es impedimento

para…la amistad.

Los problemas ciertos

ya se irán sorteando,

y la bomba artera

no explotará jamás,

si hay diferencias

habrá algún modo,

de sentarnos juntos

nunca más…pelear.

Sería tan lindo

que allí, en Medio Oriente,

por sus calles santas

se pudiera ver,

tomados del hombro

como a dos hermanos,

a Judíos y Árabes

querer…es poder.

Si esto se cumple

y apuesto a ello,

en un lugar sagrado

se iría a rubricar,

Jerusalém es el punto

ella nos hermana,

y hasta los patriarcas

de gozo…bailarán.

Camina a mi lado

un viejo Judío,

también un Cristiano

que a Cristo rezó,

en un burro lento

cabalga un Beduino,

quisiera gritar fuerte

que este sueño…se cumplió.

***

No podía dejar pasar por alto

Este para muchos fatídico día 21/12/12

Sin decir unas palabras.

MIRÁ COMO TIEMBLO

 

Allá lejos y hace mucho

El mundo escuchó atento,

Que un día muy lejano

El mundo se morirá,

El pueblo de entonces

No le dio bola ninguna,

Pues con ellos no era la cosa

Y a otros…joderán.

El tiempo se fue volando

y pasaron muchas cosas,

Y de la profecía

Ya nadie más se acordó,

Hubo cambios en el clima

Hambrunas  crueles y otros males,

Hasta cambiaron las modas

Más nada raro…sucedió.

Pero el bueno de Pirulo

Mi querido amigo del alma,

Erudito como hay pocos

De estudiar la realidad,

Me contó que ese rey maya

Cuando a veces se mamaba,

Se rascaba el higo con ganas

Y gritaba…su verdad.

Y así como en un soplo

Llegamos hasta estos días,

Y vemos como el mundo

Está lleno de temor,

Por esos augurios

De un caos tremendo,

Y hasta yo tan macho

Comencé… a dudar.

Veo con asombro

Que el planeta entero,

Espera con angustia

El momento fatal,

Hasta mi señora

Tan pulcra y decente,

Me dijo que unos cuernos

No me vendrían…mal.

Y yo que siempre anduve

Mordiendo la banquina,

En un gesto heroico

Me puse a pensar,

Que siendo Argentino

Vivíendo entre kilombos,

Les digo a estos mayas

Que se vayan…a garcar.

Boris Gold (después de un baño de asiento)

PD: Hoy a estas alturas se ha descubierto, que en cuanto a la profecía del fin del mundo,

Hubo un error de concepto en cuanto a la profecía del fin del mundo, cuando

Se escribió que el mundo se iba a parar, debieron decir que al mundo

¡SE LE IBA A PARAR!

***************************************************

*************************************

**************************

Gabriel Alejo Jakovkis

 

El hombre dormido

En el fondo de un mar
sin certidumbres
el hombre duerme
su sueño de alquiler.
Un ojo abierto sobre la calma lluvia,
el rostro libre entre canales yermos
y un lejano beso en su boca de fumar.

 

**************************************************

*************************************

**********************

SERIE DE POEMAS

-Un gato negro en Paris, 1953-

Por Leonardo Morgan

 

I –los demás.-

 

Los envidiosos

y los cortos de genio

perpetuamente acomodados

a suposiciones necias

jurarían

que trabajo en este  restaurant

cazando roedores…

¡ qué horror!

motivos más altos poseo

y en cuanto a lo demás,

me limito a rociar con mis orines

algunos puntos estratégicos,

Y todos en paz.

 

II- lo que hay que hacer.-

 

Frotando mi cola

contra sus pantalones blancos

celebro a mi amigo Vito, el cocinero

él me arrea una patadita

-su cariño es  de los rústicos-

“ ¡cabrón, porquería de 4 patas!” me llama

y como al descuido deja caer

alguna gamba de buen tamaño

o un jugoso trozo de lomo,

por mi parte, le hago algunos malabares

con una arveja perdida

o lo que encuentre, para divertirlo,

después descanso

sobre unos diarios viejos

aplastando una pila

de malas noticias.

 

III-el arte-

 

Cuando aparezco triunfal

entre las mesas

cojeo de una patita

y  voy plañendo lastimeramente

mientras me carcajeo y felicito

para mis adentros,

Los niños se fascinan

los ayudo a terminar sus platos

me adoptan

me colman de atenciones

mimos y cuidados

como aquellas trillizas preciosas,

rubias…

lástima que la madre mencionó

algo referido a cortarme los testículos

para que me quede siempre en casa

pero larga es la  noche

y mis planes no son pocos…

ni apocados.

 

III -sobre gustos.-

 

Adoro a las gatitas muy  jóvenes

que nada saben de la vida

y pretenden ser muy intrépidas

unas ases por las avenidas del aire,

y también a esas  gatas regordetas

que todo lo saben

porque consiguieron una vieja chocha

despeinada, desdentada y desaseada

que mientras les llena el plato

alucina que la raptó un faraón

y reina en un palacio bajo el río Nilo….

Yo, estiro mis orejas y escucho

suavemente  les digo que sí a todo

y poseído por la luna, salvaje

me las garcho sobre los tejados

galopando mi propia demencia

aullando locuras de loco.

 

 

 

 

 

IV-del más allá-

 

Ingreso en otro mundo

por la ventana de madame Grivot

la tarotista

salto sobre la tibia mesa de roble

doy unas vueltas

y me siento sobre algún arcano

ella abre mucho sus ojos

de esmeralda profunda

luego me besa y aplasta

contra su tetamen de globo terráqueo

me dice que soy un ángel

y dispone para mí

una lata de atún

en un plato de porcelana

¡oh la lá!

 

 

V- del amor-

Ella es blanca.

 

 

VI-sociales.-

 

Cuando me da la gana

me cuelo por la claraboya de Eugenne , el pintor.

Eugenne pinta muy mal

y  jamás me da algo de comer

pero siempre está despierto

fuma marihuana

y pone viejos discos

de Louis Armstrong

Cab Calloway y Thelonius Monk,

cuando sus amigos hablan de mujeres

escucho

cuando hablan de arte

dejo de escuchar,

Flotando entre almohadones,

me adormezco disuelto en  plácidas ondas

de piedra sobre un pozo de agua.

 

VII-de la amistad y del pecado.-

 

Al nuevo día

me desperezo satisfecho

doy  una meadita spray

sobre los cuadros

para asentarles el color,

visito  mis  nuevos hogares

sin descuidar a Vito, el cocinero

porque una vez

supo decirle al patrón

“si se va el gato me voy yo”

Esas fidelidades

necesitan de reflejos

pues la Ingratitud

es la reina  asquerosa del pecado

en tanto que la Gula, la Lujuria y la Pereza

son tres señoras graciosas

que bailan en círculos

proporcionando

unas cosquillitas  muy ricas.

 

VIII- la verdad.-

 

Un mundo cabeza abajo

todo patas arriba

nada en su justo lugar…

En fin,

si alguna duda te aqueja

si quieres preguntar algo

aprovecha ahora,

tengo soluciones para todos,

Si  dejas pasar esta oportunidad

tendrás que esperar

a que complete otra ronda.

 

****************************************************

**************************************

***********************

CINCO GUERREROS

Por Gonzalo Salesky

Llegaremos a Brasilia en dos horas. Nos aprestamos para la gran batalla. Hace décadas que la opresión viene forjando nuestro deseo de luchar y de ser libres.

Ajusto mi cinturón y me preparo para el lanzamiento. Mis cuatro compañeros de cápsula están listos. Alfa 9810 tiene los ojos cerrados, quizá por los nervios, quizá por la emoción. Es su primer vuelo fuera del continente. El resto de nosotros tiene algo de experiencia, pero no más valentía.

Mi nombre es Beta 4791. Nací el día doce del primer mes de 2083 en la base europea Esperança, cerca del país que antes llamaban España. No tuve la suerte de conocer a mis padres. Tal vez ellos también estén viajando en alguna de las miles de naves que nuestro Líder ha enviado hacia el Imperio.

Allí, no nos esperan. No conocen nuestras nuevas armas. Ni siquiera saben de nosotros, encerrados en sus enormes burbujas, distraídos por sus pantallas, alienados por sus medios de comunicación… no imaginan que vamos a invadirlos.

*

En mi infancia escuché una hermosa leyenda. Relataba la cruzada de grandes hombres, que liberaron Eurasia de un oscuro tirano.

La comparto para animar a mis compañeros. Delta 0462 me asegura que la historia es cierta y que ocurrió hace unos doscientos años. ¡Doscientos años! ¿Será así? Ojalá recuerden esta gesta durante tanto tiempo.

Por ahora, no sé nada de Gama ni de Omega. Ni sus números de serie, ni su edad… Pero en sus rostros veo el mismo maltrato que hemos sufrido como pueblo.

Pese a todo, pudimos adaptarnos. Siempre lo hicimos. Estamos decididos a ser libres. Acabo de cumplir dieciocho años y nunca pude decir lo que sentía. Me acostumbré a hablar en voz baja, a no mirar a los ojos, a callar, a no pensar distinto.

Con Alfa fuimos compañeros de escuela-cárcel. Doce años completos levantándonos de noche, picando roca, limpiando el excremento de nuestros dictadores de América del Sur. Setecientos metros bajo la superficie, casi sin luz ni agua, con poco aire…

La esclavitud ha moldeado y templado nuestro espíritu. Así, aprendimos a compartirlo todo. No lo que sobraba, lo que faltaba y apenas alcanzaba.

Día tras día, creció en nosotros el sueño de libertad.

*

Pasan los minutos y siento que mi traje me ajusta bastante. Acostumbrado a la escasez, llevo pocas provisiones. Sólo guardo dentro de mi ropa una foto- móvil de mi futura esposa, que una y otra vez me saluda y alienta. Eso me hace más fuerte y me asegura que esta guerra… esta guerra valdrá la pena.

 

Seguimos volando, cada vez más rápido, en una de las naves que la Resistencia ha lanzado rumbo a la capital del Imperio Suramericano. Aquí, como en las otras, hay cinco guerreros dispuestos a todo, uno de cada raza europea. Kilómetros y kilómetros de orgullo y valor me rodean.

En este momento, en mi pantalla-facial aparece la imagen de nuestro Líder, que nos repite, con voz serena pero firme:

VAMOS POR TODO. QUEREMOS SER LIBRES…

VAMOS POR TODO. QUEREMOS SER LIBRES…

VAMOS POR TODO. QUEREMOS SER LIBRES…

Con la tranquilidad del que es capaz de dar la vida por lo que ama, me

recuesto sobre la ventana que muestra las estrellas y trato de descansar un poco.

*

Sólo faltan cuarenta segundos para llegar. Me siento feliz. Veo a través de mi casco que la batalla final ha comenzado. Y estoy seguro… la victoria será nuestra.

¡Viva la Gran Eurasia! ¡Viva!

Cinco guerreros – Finalista del II Premio de Relato “Taller de Escritores” (Barcelona, España)

 

****************************************************

**************************************

***************************

LOS ÚLTIMOS SERÁN LOS PRIMEROS

Por Rolando Revagliatti

Inspirado en un largometraje de Alfred Hitchcock:

“YOUNG AND INNOCENT”

La resolutiva hija del Señor

Jefe de la Policía, tan moderna

tan ella misma, se prendó

de un sospechoso, el único

de un crimen en la playa por

estrangulamiento de un fino cuello de actriz

hollywoodense, con el incriminante cinturón

del impermeable de él

quien la caldea en platonismo insufrible

 

Así es él, de mundo, aun en las malas

huyendo, ocultándose, tan sádico

 

e impermeable.

***

A partir de un largometraje de James L. Brooks:

“AS GOOD AS IT GETS”

 

Tener una vida

por fin y sin embargo

 

Hacernos una

para otro zarandeo

 

Propensos a juntarnos

cambiar de zaranda

 

Desvencijado el sarcasmo

humildemente

acaso reste

gozar.

*****************************************************

**************************************

****************************

****************

********

***

*

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s